Skip to Content
Your browser is out of date. To use this website, please update your browser or use a different device.
U.S. flag

An official website of the United States government

Sobre las vacunas COVID-19

Lee esta página para saber más sobre cómo te protegen las vacunas COVID-19 y cómo sabemos que son seguras. Y obtén más información sobre las vacunas COVID-19 durante el embarazo y la lactancia.

Por qué vacunarse contra el COVID-19

  • Los datos muestran que incluso las personas más jóvenes están enfermando del virus que causa el COVID-19. Los jóvenes negros e hispanos corren un mayor riesgo. Este mayor riesgo se debe a las desigualdades raciales en materia de salud y a otros factores que pueden afectar a la salud de una persona. Estos incluyen factores como el entorno en el que vive la persona o su capacidad para acceder a la atención sanitaria.
  • En este momento no hay cura para el COVID-19. Existen tratamientos para el COVID-19, pero el riesgo de enfermedad grave y muerte sigue siendo alto en ciertos grupos de personas. Y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) informan de que algunos de los tratamientos que utilizamos para tratar el COVID-19 pueden no funcionar tan bien contra la nueva forma del coronavirus conocida como “variante Delta”. Consulte a su proveedor de atención médica antes de tomar cualquier medicamento para prevenir o tratar el COVID-19. 
    Obtenga más información sobre los tratamientos contra el COVID-19 en el sitio web de los CDC
    Obtenga respuestas a sus preguntas sobre los tratamientos de COVID-19 (en inglés)

  • Algunas personas informan de los efectos a largo plazo de COVID-19. La mayoría de las personas mejoran en semanas. Pero algunas personas tienen efectos que duran más tiempo. Estos efectos pueden incluir síntomas como mareos, depresión o sensación de mucho cansancio. También pueden incluir efectos en órganos vitales como el corazón o los pulmones. Los efectos pueden ocurrir incluso después de una enfermedad leve.
    Aprende más sobre los efectos a largo plazo de el COVID-19 en el sitio web de los CDC
  • Cuando usted se vacuna contra el COVID-19, ayuda a proteger a su familia, sus amigos y su comunidad. Cuando un número suficiente de personas en una comunidad se vacuna, la comunidad crea inmunidad al virus. Esto hace más difícil que el virus se propague de persona a persona. Y protege a los que no pueden vacunarse (como los niños pequeños). A esto lo llamamos “inmunidad comunitaria”.
  • Una vez que estés completamente vacunado, puedes empezar a hacer más cosas. Esto puede incluir visitar a la familia. Puede incluir no tener que llevar mascarilla, excepto cuando lo exija la ley u otras normas. También puede incluir viajar sin la necesidad de una prueba de COVID-19.
    Lea las directrices de los CDC para después de estar completamente vacunado
  • Puede obtener una vacuna COVID-19 gratuita—incluso si no tiene seguro médico
    Averigüe cómo obtener una vacuna COVID-19 en VA
    Encuentre vacunas COVID-19 cerca de usted en el sitio web de los CDC (en inglés)

Eficacia de la vacuna 

Los científicos estudiaron las 3 vacunas COVID-19 aprobadas o autorizadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) en decenas de miles de personas en ensayos clínicos. Los ensayos incluyeron a personas de todas las edades, géneros, razas y etnias. Los científicos siguen estudiando estas vacunas mientras millones de personas se vacunan. 

Los resultados muestran que las vacunas funcionan bien en estos aspectos:

  • Las vacunas ayudan a protegerte de contraer el COVID-19. Las vacunas ayudan a entrenar el sistema inmunológico natural de su cuerpo para reconocer y combatir una enfermedad específica, estimulando una respuesta al virus que causa esa enfermedad. 

  • Incluso si contraes COVID-19, las vacunas te ayudan a protegerte de contraer una enfermedad grave. Una enfermedad grave puede significar tener que ir al hospital, necesitar un ventilador para respirar o tener una enfermedad que acabe en la muerte.

  • Las vacunas ofrecen una buena protección contra las variantes de COVID-19 que más conocemos, incluida la variante Delta. Las variantes son nuevas formas del virus que causa el COVID-19. La variante Delta se propaga más fácil y rápidamente que otras variantes. También podría causar una enfermedad más grave que las variantes anteriores en personas que no están totalmente vacunadas.

Todavía estamos aprendiendo sobre el tiempo que las vacunas protegen de el COVID-19. También estamos aprendiendo lo bien que las vacunas protegen de la propagación del virus que causa el COVID-19. Los primeros datos muestran que las vacunas ayudan a evitar que las personas asintomáticas propaguen el virus.

Más información sobre la eficacia de la vacuna contra el COVID-19 en el sitio web de los CDC

Más información sobre el funcionamiento de las vacunas contra el COVID-19 en el sitio web de los CDC


Seguridad de la vacuna

Así es como sabemos que las vacunas COVID-19 son seguras:

  • Los científicos estudiaron las vacunas COVID-19 en decenas de miles de personas en ensayos clínicos. Estos ensayos no mostraron ningún problema grave de seguridad. Los ensayos incluyeron a personas de todas las edades, géneros, razas y etnias. 

  • Todas las vacunas actuales han cumplido con los altos estándares de seguridad de la FDA. Antes de que la FDA apruebe o autorice el uso de una vacuna, revisa todos los datos de seguridad y los resultados de los ensayos clínicos. También revisa el proceso que utiliza una empresa para fabricar la vacuna. Se aseguran de que el proceso sigue las normas de calidad y seguridad.

  • Millones de personas en los Estados Unidos han recibido ya las vacunas COVID-19. Los problemas graves de seguridad son poco frecuentes. Los sistemas de control sólo han encontrado dos problemas de salud graves después de la vacunación. Ambos problemas de salud son poco frecuentes.
    Obtenga más información sobre estos problemas poco frecuentes en el sitio web de los CDC

  • Las vacunas COVID-19 siguen siendo sometidas al más intenso control de seguridad de la historia de los Estados Unidos. La FDA y los CDC responden de inmediato si los datos muestran que una vacuna puede causar problemas de salud, sin importar cuán raros sean. 

Más información sobre la seguridad de la vacuna COVID-19 en el sitio web de los CDC

Ir al vídeo de los CDC sobre la seguridad de la vacuna COVID-19 (YouTube) (en inglés)


Vacunas durante el embarazo o la lactancia

Los CDC y otros expertos recomiendan encarecidamente que las personas que están embarazadas, que planean quedarse embarazadas o que están amamantando se vacunen contra el COVID-19.

Riesgos de el COVID-19 durante el embarazo

Esto es lo que sabemos sobre los riesgos de el COVID-19 durante el embarazo y cómo las vacunas pueden ayudar:

  • Las personas embarazadas corren un mayor riesgo de padecer una enfermedad grave a causa de la vacuna COVID-19. Una enfermedad grave puede significar tener que ir al hospital, necesitar un respirador para respirar o tener una enfermedad que acabe en la muerte. Las personas embarazadas también tienen un mayor riesgo de parto prematuro. Estos riesgos son mayores para las personas negras e hispanas embarazadas y enfermas de COVID-19.
  • Las vacunas contra la COVID-19 pueden ayudar a protegerte de la misma. Incluso si contraes COVID-19, una vacuna puede ayudar a protegerte de una enfermedad grave.
  • La vacunación contra el COVID-19 en una persona embarazada o en período de lactancia puede proporcionar cierta protección a su recién nacido. Parte de la inmunidad puede pasar al recién nacido a través de la placenta y de la leche humana.

Seguridad de la vacuna COVID-19 durante el embarazo y la lactancia

Esto es lo que sabemos sobre la seguridad de la vacuna COVID-19 en personas que están embarazadas, que planean quedarse embarazadas o que están amamantando:

  • No es necesario hacerse una prueba de embarazo antes de recibir la vacuna COVID-19. Las vacunas COVID-19 aprobadas o autorizadas por la FDA no tienen ingredientes que sepamos que son perjudiciales para las personas que están embarazadas o para un feto en desarrollo.

  • Los expertos creen que las vacunas COVID-19 son seguras para las personas que están embarazadas o que planean estarlo y para sus bebés. Los primeros datos de seguridad de las vacunas COVID-19 de ARNm (Pfizer-BioNTech y Moderna) sugieren que no hay un mayor riesgo de aborto espontáneo ni de daños para las mujeres embarazadas o sus bebés.

  • Los expertos creen que las vacunas COVID-19 son seguras para las personas que están amamantando y sus bebés. Los primeros datos de seguridad de las vacunas COVID-19 de ARNm (Pfizer-BioNTech y Moderna) sugieren que no existen mayores riesgos para las personas que amamantan o dan el pecho. No es necesario retrasar o interrumpir la lactancia para recibir la vacuna.

  • No hay pruebas de que las vacunas COVID-19 afecten a la fertilidad entre los millones de personas que han recibido las vacunas hasta ahora. Si estás planeando o intentando queda rembarazada, puedes vacunarte contra el COVID-19. Si te enteras de que estás embarazada después de recibir la primera dosis de una vacuna que requiere 2 dosis, debes seguir recibiendo la segunda dosis.

  • Si tienes fiebre después de vacunarte, debes tomar paracetamol (Tylenol®). La fiebre, por cualquier motivo, durante el embarazo se ha asociado a resultados adversos del mismo.

Nota: Las mujeres menores de 50 años deben tener en cuenta el riesgo poco frecuente de que se produzcan coágulos sanguíneos con un nivel bajo de plaquetas después de recibir la vacuna de Janssen (Johnson & Johnson).

Aprende más sobre la vacuna Janssen en el sitio web de los CDC

Más información sobre las vacunas COVID-19 y el embarazo

Descarga nuestra hoja informativa sobre COVID-19 y la salud de la mujer (PDF) (en inglés)

Lea el aviso de salud de los CDC sobre las vacunas y el embarazo en el sitio web de los CDC (en inglés)

Más información sobre las vacunas COVID-19 durante el embarazo y dando el pecho en el sitio web de los CDC

También puedes hablar con tu proveedor de atención médica sobre la aplicación de la vacuna. Su proveedor es siempre la mejor persona para responder a las preguntas sobre sus necesidades de salud únicas.

Envíe un mensaje seguro a su proveedor de atención médica de VA (en inglés)


Más información sobre las vacunas COVID-19

Las vacunas de ARNm que te protegen de COVID-19 no alteran tu ADN. Estas vacunas actúan fuera del núcleo de tu célula (donde se guarda tu ADN). Las vacunas enseñan a tus células a fabricar una proteína que desencadena una respuesta inmunitaria. Las células descomponen y eliminan el ARNm poco después de que hayan terminado de utilizar las instrucciones.

Más información sobre las vacunas de ARNm en el sitio web de los CDC

Las vacunas actuales contra el COVID-19, y las que aún están en desarrollo, utilizan uno de estos métodos:

  • Un virus inactivado
  • Un trozo inofensivo del virus
  • Un gen del virus

Ninguno de ellos puede causar COVID-19.

Aprende más sobre cómo funcionan las vacunas contra el COVID-19 en el sitio web de los CDC

Las vacunas COVID-19 ofrecen buena protección contra las variantes que más conocemos. Y la vacunación generalizada puede prevenir muertes y hospitalizaciones por COVID-19.

Es posible que las vacunas actuales no ofrezcan tanta protección contra variantes futuras. Pero con los nuevos tipos de vacunas, podemos ajustar las vacunas para combatir las nuevas variantes. Se espera que surjan más variantes hasta que alcancemos niveles altos de vacunación en todo el mundo.

Esto es lo que sabemos sobre la nueva variante conocida como "Variante Delta" que ahora se está extendiendo por los Estados Unidos:

  • La variante Delta se propaga más fácil y rápidamente que otras variantes. 
  • El CDC informa que algunos de los tratamientos médicos que utilizamos para tratar el COVID-19 pueden no funcionar tan bien contra esta variante. 
  • Las personas que no se han vacunado, o que sólo han recibido la primera de una serie de dos dosis de vacunas, corren mayor riesgo. Recibir la segunda dosis es fundamental. Hay reportes de personas que han recibido sólo una dosis y se han puesto muy enfermas de COVID-19.

Obtenga los últimos datos sobre las variantes de COVID-19 en el sitio web del CDC

Cómo le protegen las vacunas

Las vacunas ayudan a capacitar al sistema inmunitario natural de su cuerpo para que reconozca y combata una enfermedad específica estimulando una respuesta al virus que la causa.

Cuando se introduce un virus en su cuerpo por primera vez, su sistema inmunológico monta una defensa. Esto incluye fabricar anticuerpos que ayudan a matar o neutralizar el virus. Si vuelve a estar expuesto al mismo virus, estos anticuerpos también ayudan a su sistema inmunitario a reconocer y combatir el virus rápidamente.

Más información sobre el funcionamiento de las vacunas COVID-19 en el sitio web de los CDC

Cómo protegen las vacunas a las personas que te rodean

Las vacunas lo protegen a usted y a las personas que lo rodean. Proteger a comunidades enteras de enfermedades como el COVID-19 es una razón importante para que todos reciban vacunas. Llamamos a esto «inmunidad comunitaria».

Cuando se vacunan suficientes personas, y desarrollan inmunidad a un determinado virus, ese virus no puede propagarse tan fácilmente de persona a persona. Esto significa que todos en la comunidad tienen menos probabilidades de infectarse. Incluso si algunas personas todavía se infectan, hay menos posibilidades de que se produzca un brote que haga que muchas personas de la comunidad se enfermen al mismo tiempo. Esto ayuda a prevenir problemas como demasiadas personas que necesitan cuidado a la vez y no tener suficientes camas de hospital o proveedores de atención médica.

Los datos muestran que algunas comunidades se han visto afectadas desproporcionadamente por COVID-19. Estas incluyen comunidades negras, hispanas, nativo americanas, de las islas del Pacífico y asiáticas. Los miembros de estas comunidades pueden ayudar a proteger a sus familias y amigos vacunándose.

Los datos de los ensayos clínicos muestran que las 3 vacunas autorizadas contra el COVID-19 son seguras en personas que han estado infectadas con el virus que causa el COVID-19 en el pasado. 

Si actualmente está enfermo de COVID-19, debe esperar hasta que se haya recuperado, y ha cumplido con el aislamiento, para recibir la vacuna.

Si ha recibido una terapia de anticuerpos pasivos para tratar el COVID-19, debe esperar al menos 90 días antes de vacunarse contra el COVID-19.

Vaya al sitio web de los CDC para obtener respuestas a más preguntas comunes sobre las vacunas COVID-19

Esto es lo que debe saber acerca de cómo los científicos crearon y probaron la vacuna para el COVID-19 tan rapido:

  • Se basaron en trabajos anteriores. Los científicos han estado estudiando las vacunas durante más de 100 años. Los científicos llevan más de 20 años estudiando la tecnología de las vacunas de ARNm. Y los Institutos Nacionales de Salud (NIH) estaban trabajando en la creación de una vacuna contra el coronavirus incluso antes de la pandemia de COVID-19.

    Consiguieron la financiación que necesitaban para trabajar rápidamente. La pandemia de COVID-19 es una emergencia de salud pública. Así que el gobierno estadounidense invirtió millones de dólares para ayudar a estudiar y probar las vacunas.

    Utilizaron un proceso de revisión más rápido con todos los mismos pasos. La FDA autorizó las actuales vacunas contra el COVID-19 bajo su Autorización de Uso de Emergencia (EUA). Una EUA sigue los mismos pasos que los ensayos clínicos completos. Esto incluye probar cada vacuna en miles de participantes humanos. La única diferencia es que una EUA acelera el proceso de revisión de la FDA. Esto ayuda a que las vacunas críticas lleguen a la gente más rápidamente, al tiempo que se garantiza que las vacunas son seguras y que funcionan bien.

    En la revisión de los datos participaron muchos expertos. Grupos independientes también revisaron los resultados de los ensayos para asegurarse de que las vacunas son seguras. Entre ellos se encuentran grupos como la National Medical Association, la principal sociedad profesional de médicos negros.

La FDA sigue supervisando las vacunas COVID-19 incluso después de su aprobación.

Reproduce este vídeo de la FDA para saber más sobre el proceso de la EUA (YouTube) (en inglés)

Last updated: